CONTEXTO GEOGRÁFICO

Los etruscos se instalaron inicialmente en el territorio llamado Etruria (Italia),triángulo comprendido entre el Arno al norte, el Tíber al sur y el Mar Tirreno al Oeste.

CONTEXTO HISTÓRICO

En las bellas artes, la evolución de los etruscos se extendió durante siete siglos, hunde sus raíces en la civilización vilanoviana. Alrededor de 700 a 600ª. C., se produjo la introducción de un lenguaje artístico oriental tanto de forma directa (contactos con Siria y Fenicia) como a través de Grecia (Peloponeso, Jonia) y del sur colonias del sur de Italia.

Aparece la figuración, las representaciones están mejor realizadas, se perfeccionan las técnicas y nacen las grandes arte.

El periodo arcaico (610-646) es la edad de oro del arte etrusco, tanto en cantidad como en calidad de la producción. Tiene lugar la helenización rápida y profunda de las ciudades, sobre todo las del litoral, con influencia de Rodas y de Corinto (610-560) primero de Jonia y las colonias jónicas después (570-500) y finalmente del Ática.

Durante el periodo subarcaico (470-320) contemporáneo del clasicismo griego, se produjo una disminución de los intercambios entre Grecia y Etruria, la cual conoció un periodo de decadencia, durante el que se prolongaron las tradiciones arcaicas.

Es de destacar el arte funerario y su relación en la pintura y escultura. Desarrollaron una importante industria orfebre, trabajaron el bronce y crearon el estilo Bucchero en cerámica. Todos estos productos fueron base para la exportación tanto hacia el norte de Europa como hacia Oriente

CERÁMICA ETRUSCA

A finales del siglo VII a. C., la técnica de las pinturas miniaturas empleada con éxito en los alfares de Corinto desembocó en la famosa ceramica de las figuras negras, llamadas así porque los tonos castaño oscuro empleados en el trazado de las siluetas fueron sustituidos por el negro intenso, de un barniz brillante. Los detalles interiores se siguieron marcando por medio de finas y precisas incisiones y como colores complementarios se utilizaron, aveces, el castaño y el blanco, este último aplicando específicamente en las carnaciones femeninas.

LOS BUCCHEROS

Los buccheros (bukkero; voz italiana del portugués- bucáro) fueron cerámicas negras de la civilización etrusca creadas en el asentamiento de Cerveteri. El método de cocción volvía negra la cerámica y hacía brillar metálicamente las superficies, quemando cuidadosamente las piezas después de cocerlas. Las urnas y las vasijas etruscas hechas con este sistema se parecen bastante a las vasijas griegas, construidas igualmente con materiales locales. Contaron a su favor con la roja arcilla del Ática, rica en materiales férricos, que tras su cochura alcanzaba un color una textura inimitables, ofreciendo así un fondo idóneo para servir de contraste con las figuras negras que adornaron las superficies de sus hermosos vaso, exquisitamente torneados y adornados con un variado repertorio de temas: mitologico, épicos, dionisiacos, de escenas de banquete y de la vida cotidiana El proceso de fabricación requería unos hornos capaces de soportar temperaturas de 900ºC y 1050ºC.